Reflexiones sobre 2021

Ha pasado otro año. El Diccionario de la RAE ya incluye, aleluya, pifostio y cachopo. Ya puedo pausar, reflexionar y descansar un poco de la vorágine y coger fuerzas para encarar 2022. Y, como cada año, hacer balance de lo que ha dado de sí este año que estamos a punto de cerrar.

2021 comenzó raruno, confinamiento navideño de mi hija incluido, primeras navidades de mi vida lejos del resto de mi familia… siguió raruno, porque, aunque ahora nos parezca de otra vida, estuvimos confinados perimetralmente hasta bien entrado mayo, lo que quería decir que no podíamos salir de nuestros municipios a no ser por fuerza mayor o motivos laborales.

Motivos laborales me llevaron a Madrid en marzo, a participar en la tele… que entre que hacía que no viajaba muchos meses y ¡que era la tele! me pareció todo como ir a Disneylandia. Fue el inicio de una primavera movida, de un verano movido y de un otoño que aún lo fue más.

He publicado poco, pero de calidad, que no se diga. He comenzado un newsletter ocasional, Con C de COM, y en el blog, pues a ratos, cuando me queda tiempo, esa es la verdad. Este post me ha dado muchas alegrías. Y este otro, también.

Hitos del año

Si tengo que destacar dos cosas por encima de las demás, es la publicación de mis dos libros: Hablar en público en 4 pasos, método basado en el viaje del héroe y Curiosidades sobre las enfermedades infecciosas. La verdad es que parir libros es un esfuerzo colosal, pero cuando tienes el ejemplar recién horneado en la imprenta entre tus manos… la única sensación que se me ocurre comparar es la del hijo recién nacido.

También me ha pasado una cosa curiosa y es que, tras años trabajando con la herramienta, hace unas semanas me presenté a un reto de diseño de Canva… y, para mi sorpresa, lo gané.

 

Trabajos con los que he disfrutado (mucho)

  • Seguimos a tope con la formación. En la uni, además de mis asignaturas habituales, este año estoy dando dos asignaturas nuevas sustituyendo a un compa. He hecho formaciones online y presencial con clientes habituales y con nuevos. Una de las que más he disfrutado ha sido un taller sobre liderazgo y motivación de equipos en Valencia. Un lujo. También un acompañamiento en storytelling para acciones innovadoras y comunicación de la innovación. La verdad es que me flipan estas formaciones.
  • Junto a los compas de Fundación iO, hemos publicado un paper sobre Muertes por Selfie en el Journal of Travel Medicine, todo un Q1. Esto levantó una auténtica revolución mediática que me tuvo de expedición de tele en tele, de radio en radio durante un par de semanas de octubre… Mamá, mamá, he salido en el Washington Post! Bueno, y con la Fundación he hecho campañas molonísimas, como el informe de enfermedades de riesgo para el turismo pospandemia, el calendario de adviento de las enfermedades tropicales desatendidas, el calendario vacunal de la neumonía y un buen puñado más… y también he moderado unos cuantos consultorios.
  • Este año los Zientzia Club de la UPV/EHU volvieron a la presencialidad también así que vuelta a la coordinación y presentación. ¡Hasta di una charla!
  • He dado varios talleres de Canva. Pero cómo me reflipa esta herramienta. Creo que tiene mil posibilidades y cuanto más la uso, más posibilidades le descubro.
  • He participado en la primera jornada sobre comunicación y transparencia en las administraciones públicas, organizada por el Ayuntamiento de Eibar.
  • He guionizado y grabado varios vídeos y cursos. Algunos están online y otros en camino (surprises para 2022 que me hacen especial ilusión). El vídeo es cada vez más protagonista de todo y ahí andamos.

Cosas que me han quitado el sueño

Literalmente… porque coincidiendo con el final del invierno, este año he conocido lo que es la ansiedad y no se la deseo a nadie. No solo tuve insomnio sino también sensación de taquicardias y ahogo. Afortunadamente hay pastillas y psicólogas y no necesariamente por ese orden. El episodio me duró apenas dos meses, pero no fue nada agradable. No puedo imaginar cómo se sentirá la gente que padece ansiedad crónica… o incluso depresión.

Pocas más cosas puedo meter en este capítulo, salvo un par de semanas de otoño que tuve un poco de atasco y trabajé muchísimo con muchos proyectos en paralelo, pero prueba superada. Vamos cogiéndole el tranquillo a los agujeros negros.

También me he formado

En junio terminó mi año como District Director en Toastmasters y he pasado a ser la Immediate Past District Director, con un rol más de mentora. Ahora dirijo el equipo que, en los próximos meses, se encargará de elegir al equipo de liderazgo para el Distrito el curso que viene.

He realizado varios MOOCs de diseño y visualización de datos, pero si tengo que destacar uno, incluido uno sobre Bullet Journaling que ha cambiado la forma en que planifico mi trabajo (y que va de coña y está sacando mi lado más creativo).

Y, por supuesto, sigo en mi Mastermind, aunque ahora ya no somos cuatro mujeres, sino cinco.

Voluntariado

Además de Toastmasters, TEDxVitoriaGasteiz sigue ocupando gran parte de mi vida. Lo celebramos en mayo, como era tradición. El 8, el día que se acababa el estado de alarma. Lo celebramos mascarilleados y distanciados, con menos aforo del habitual, pero salvo por eso, volver a la presencialidad con speakers en directo y ver a gente cerca nos supo a gloria. Para 2022 estamos trabajando en ello, ya hemos presentado el evento y tenemos un elencazo: echa un vistazo en la web y no te quedes sin entrada.

¡2022, te espero!

¿Qué nos traerás, año nuevo? A los Reyes Magos les pido proyectos chulos en los que poder participar, salud y buen humor.

Seguimos…

 

Reflexiones sobre 2020

Reflexiones sobre 2019