¿Puede la IA ayudarte a escribir el discurso perfecto?

Estamos últimamente dándole muchas vueltas a la IA, especialmente desde que chatGPT lo petara hace unas semanas.

Así que, tras invocarlo varias veces e incluirlo entre las herramientas con las que pienso trastear con mis alumnos este semestre, me dispuse a probarlo como herramienta para hacer charlas.

Porque, ¿qué es lo más difícil de hacer una charla? Habitualmente es estructurar las ideas que ya conocemos con respecto a un tema, buscar ejemplos e historias, que emocione… Así que si chatGPT sirve para resumir libros o artículos o para redactar cosas básicas, ¿por qué no iba a servir también para escribir charlas?

Para las despistadas, GPT significa “Generative Pre-training Transformer” y es trata de un modelo de lenguaje de gran escala entrenado por OpenAI.

Chat GPT nos genera texto a partir de una serie de preguntas o indicaciones que le demos, así que empecemos por lo básico.

Si le pregunto “cómo podemos escribir un discurso perfecto”, me contesta lo siguiente:

La clave para escribir un discurso perfecto es la preparación y la práctica. Algunos consejos que pueden ayudarte a escribir un discurso perfecto incluyen:

  1. Define el propósito del discurso. ¿Cuál es la idea principal que quieres comunicar? ¿Qué quieres que la audiencia recuerde después de escuchar tu discurso?
  2. Conoce a tu audiencia. Considera quiénes serán los asistentes a tu discurso y cómo puedes conectar con ellos.
  3. Haz un esquema de tu discurso. Divide tu discurso en secciones y organiza tus ideas en un orden lógico.
  4. Utiliza un lenguaje claro y conciso. Evita usar palabras complejas o técnicas que puedan confundir a tu audiencia.
  5. Utiliza ejemplos y anécdotas para ilustrar tus puntos. Esto puede ayudar a que tu discurso sea más interesante y fácil de recordar.
  6. Practica tu discurso. Practicar el discurso en voz alta te ayudará a identificar posibles errores o partes que puedan ser mejoradas.

Recuerda que escribir un discurso perfecto requiere tiempo y esfuerzo, así que no te desanimes si no lo logras a la primera. Con dedicación y práctica, puedes mejorar tus habilidades para escribir discursos y conectar con tu audiencia de manera efectiva.

Vale, maravilloso.
De momento, nos da un resultado que podría ser válido para escribir un artículo, aunque los diferentes apartados son un poco el ABC, vamos, que nada nuevo bajo el sol…
Veamos si le pedimos que nos escriba un discurso qué pasa.

La siguiente instrucción fue: “Escribe una charla de 2 minutos sobre las ventajas de aprender a hablar en público”

Hablar en público puede ser una habilidad intimidante, pero también puede ser muy beneficiosa. Aquí hay algunas de las ventajas de aprender a hablar en público:

  1. Mejora la confianza en uno mismo. Cuando somos capaces de hablar en público de manera efectiva, nos sentimos más seguros de nuestras habilidades y de nuestra capacidad para enfrentar situaciones desafiantes.
  2. Aumenta la capacidad de persuasión. Si somos capaces de hablar con confianza y claridad, podemos persuadir a otros de nuestras ideas y puntos de vista de manera más efectiva.
  3. Abre puertas profesionales. Muchos trabajos requieren la capacidad de hablar en público, ya sea en presentaciones o reuniones. Si somos capaces de hablar en público de manera efectiva, podemos destacar entre otros candidatos y tener más oportunidades de carrera.
  4. Mejora la comunicación en general. Aprender a hablar en público nos ayuda a mejorar nuestra capacidad de comunicación en general, ya sea en conversaciones cara a cara o en presentaciones escritas.

En resumen, aprender a hablar en público puede ser una habilidad intimidante, pero también es muy beneficiosa. Nos ayuda a mejorar nuestra confianza en uno mismo, aumentar nuestra capacidad de persuasión, abrir puertas profesionales y mejorar nuestra comunicación en general. ¡Definitivamente vale la pena tomarse el tiempo para aprender a hacerlo de manera efectiva!

Va, básica, pero estructurada, con cuatro puntos y una conclusión que hace call back a la brevísima introducción. Lo de la estructura lo tiene claro. Pero no llega a los dos minutos, se queda en 210 palabras y además creo que esta charla no emocionaría ni a un caracol.

Vamos a probar cambiando la instrucción: “Hazla más cercana”

¿Has tenido miedo de hablar en público alguna vez? ¡No eres el único! Pero aunque puede ser intimidante, aprender a hablar en público también puede ser muy beneficioso. Aquí hay algunas de las ventajas de hacerlo:

  1. Te hará sentir más seguro de ti mismo. Cuando logres hablar en público de manera efectiva, te sentirás más cómodo y confiado en tus habilidades y en tu capacidad para enfrentar situaciones desafiantes.
  2. Te ayudará a persuadir a otros. Si puedes hablar con confianza y claridad, serás más capaz de convencer a otras personas de tus ideas y puntos de vista.
  3. Te puede abrir puertas profesionales. Muchos trabajos requieren la capacidad de hablar en público, ya sea en presentaciones o reuniones. Si eres bueno en esto, podrás destacar entre otros candidatos y tener más oportunidades de carrera.
  4. Mejorará tu comunicación en general. Aprender a hablar en público te ayudará a mejorar tu capacidad de comunicación en general, tanto en conversaciones cara a cara como en presentaciones escritas.

En resumen, hablar en público puede ser intimidante, pero también es muy útil. Te hará sentir más seguro de ti mismo, te ayudará a persuadir a otros, te puede abrir puertas profesionales y mejorará tu comunicación en general. ¡Así que si tienes miedo de hablar en público, no te rindas! Vale la pena tomarse el tiempo para aprender a hacerlo bien.

224 palabras esta vez. ¿Te parece más cercana? A mí algo sí… Bastante robótica todavía, pero algo hemos mejorado…

¿Y si volvemos a cambiar la instrucción y le pedimos que nos incluya un par de metáforas?

Hablar en público puede ser como montar en una montaña rusa emocional, pero también puede ser como tener un superpoder. A veces te sientes emocionado y confiado, pero otras veces puedes sentirte abrumado y nervioso. Pero aunque puede ser intimidante, aprender a hablar en público también puede ser muy beneficioso. Aquí hay algunas de las ventajas de hacerlo:

Te hará sentir más seguro de ti mismo. Cuando logres hablar en público de manera efectiva, te sentirás como si hubieras logrado una gran victoria. Te sentirás más cómodo y confiado en tus habilidades y en tu capacidad para enfrentar situaciones desafiantes.

Te ayudará a persuadir a otros. Si puedes hablar con confianza y claridad, serás como un imán atrayendo a otras personas hacia tus ideas y puntos de vista.

Te puede abrir puertas profesionales. Muchos trabajos requieren la capacidad de hablar en público, ya sea en presentaciones o reuniones. Si eres bueno en esto, podrás abrir muchas puertas profesionales que de otra manera podrían haber permanecido cerradas para ti.

Mejorará tu comunicación en general. Aprender a hablar en público te ayudará a mejorar tu capacidad de comunicación en general, tanto en conversaciones cara a cara como en presentaciones escritas. Serás como un maestro del lenguaje, capaz de transmitir tus ideas de manera clara y efectiva.

En resumen, hablar en público puede ser como montar en una montaña rusa emocional, pero también puede ser como tener un superpoder. Te hará sentir más seguro de ti mismo, te ayudará a persuadir a otros, te puede abrir puertas profesionales y mejorará tu comunicación en general. ¡Así que si tienes miedo de hablar en público, no te rindas! Vale la pena tomarse el tiempo para aprender a hacerlo bien.

¿Qué ha pasado ahora? Pues personalmente me sigue sonando un poquito robótico, pero menos… Hemos pasado a 296 palabras. Las metáforas ayudan a emocionar, a que el lenguaje sea visual… ¿pero y si le pido que me incluya un tricolon en la conclusión?

En resumen, hablar en público puede ser como montar en una montaña rusa emocional, pero también puede ser como tener un superpoder. Te hará sentir más seguro de ti mismo, te ayudará a persuadir a otros, te puede abrir puertas profesionales y mejorará tu comunicación en general. ¡Así que si tienes miedo de hablar en público, no te rindas! Vale la pena tomarse el tiempo para aprender a hacerlo bien.

Ahí lo tenemos… y podríamos ir revisando párrafo por párrafo, acortando un poco las frases para que la charla sea más oral, dándole nuestro toque, cambiando cositas y haciéndola nuestra, quizá con algún ejemplo propio.

Mi conclusión es que sí, chatGPT te puede ayudar mucho a construir una charla básica.

En este caso, empezando de cero y con un tema dado sencillo, en tres iteraciones ha dejado algo bastante digno. Es verdad que el tema es simple. Pero creo que estamos delante de una herramienta con bastante potencial que nos puede ayudar mucho para construir nuestras charlas.
Seguiré trasteando y te lo seguiré contando.
Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email

2 Responses

    1. ¡Fenomenal Félix!
      Todavía le queda un poquito para que suene natural de verdad… hay algunas expresiones que parecen muy forzadas o suenan a español latino, pero vamos, la próxima generación va a ser un alucine.

Leave a Reply

Your email address will not be published.