Qué hacer para evitar los «bullet points»

  • Cristina 

Uno de los últimos trabajos que he hecho ha sido un restyling de varias presentaciones de PowerPoint. Como todas las presentaciones que recibo y que suelo ver en eventos de todo tipo, tenía, además de una plantilla predeterminada, listas de viñetas (a.k.a. bullet points) por todas partes.

Aunque lo ideal es que en cada diapo vaya una única idea y, por lo tanto, las listas de puntos sean absolutamente evitables, en algunos casos, cuando hablamos de presentaciones de trabajos académicos y en algunas circunstancias (las menos, la verdad), puede que el uso de listas o de puntos sea inevitable. Pero sin duda, lo que sí se puede evitar es el uso de los bullet points en sí mismos. ¿Cómo?

Aquí os traigo algunos ejemplos de alternativas a las horribles listas de puntos:

Usa separadores.

Evita las viñetas y separa gráficamente los distintos puntos con separadores. Añade una forma que incluya el número o la letra o lo que tu quieras y listo. Estas diapos mantienen la estructura habitual de una diapositiva con viñetas, pero la diferencia con las tradicionales está precisamente en que los separadores rompen visualmente la imagen y la lectura del texto es más fácil.

Usa cajas.

Utiliza cajas de color superpuestas, con o sin iconos, para marcar los diferentes puntos de los que quieres hablar. De nuevo puedes jugar con colores y formas, con diferentes tipografías y estilos, para conseguir el efecto que más te guste.

Usa iconos.

Tanto PowerPoint en sus últimas versiones como Keynote disponen de una amplia gama de iconos. Utilizar los iconos nativos tiene una ventaja muy importante y es que les puedes cambiar el color para adaptarlo a la paleta de tu presentación, de tu marca o de tu producto. Puedes jugar con los iconos metiéndolos dentro de formas de otros colores en contraste, como puedes ver en los ejemplos. También puedes conseguir un set de iconos (gratis o pagando por él) y utilizar iconos de otro tipo, siempre y cuando sean de la misma familia y vayan bien con el aire del resto de la presentación.

Usa globos.

Puedes usarlos en diversas formas, por ejemplo, como si fueran bocadillos de cómic. Para ello, usa las formas de bocadillo de cómic y dales un toque cambiando el estilo del bocadillo o los colores. También puedes usar un fondo de foto y utilizar formas circulares, o cuadradas, o como tú lo prefieras. Puedes cambiar los colores para señalar el punto en el que estás hablando o usar el mismo color para todos los globos, esto ya va en preferencias.

Lo cierto es que no lleva mucho más trabajo meter el texto en un tipo de caja o en otro, así que una vez que nos acostumbremos a este tipo de apoyos visuales, será difícil que podamos volver a las atroces listas de viñetas. Ya me contaréis qué tal la experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *