11 herramientas útiles para preparar una charla

En los últimos 10 años he preparado más de 100 charlas de formatos diferentes y estilos variados y he utilizado para ello y probado herramientas tanto digitales como analógicas que me han permitido no solo mejorar mis discursos sino ganar tiempo de preparación y llegar a mis citas entrenada y a punto para triunfar. Hoy os recopilo algunas de estas herramientas y ya me contaréis si también las utilizáis o cómo os va con ellas.

Evernote

Para mí no hay mejor herramienta para tomar notas. Uso Evernote desde hace diez años y tengo las apps instaladas tanto en mi móvil como en mi ordenador con una sincronización perfecta. Evernote te permite crear notas de texto, voz u otros formatos multimedia y sincronizarlos entre dispositivos. Te permite etiquetar las notas y agruparlas en libretas y así, si tienes que recurrir a una idea del pasado, con el buscador llegarás fácilmente a ella.

Metronome

En realidad esta app se puede encontrar en formatos diferentes e incluso en versión web. Un metrónomo es un instrumento que utilizan habitualmente los músicos para marcar el ritmo de las canciones. El ritmo se puede modificar para que vaya más rápido o más lento y así no perderlo mientras vas tocando la pieza musical… o ensayando una charla.

Un cronómetro

En definitiva, una app que nos permita marcar el tiempo de nuestra charla y que nos avise de cuánto tiempo nos queda para terminarla, que se acomode a nuestras necesidades, que podamos programarla con el tiempo que queremos… Evidentemente nos sirve hasta el propio cronómetro del móvil o uno mecánico, de los de toda la vida. A mí me gusta la app de TED, que es un cronómetro de cuenta atrás muy básico para que te «olvides» del tiempo y te concentres en tu charla. La única pega es que solo lo puedes usar para charlas cortas, de menos de 20 minutos, pero es una maravilla.

Un teleprompter

Yo suelo utilizar teleprompter cuando empiezo a ensayar una charla y aún no me la sé. Lo uso para ensayar a la vez la puesta en escena, mis gestos y el contenido de mi charla. Básicamente un teleprompter es lo que usan en la tele o algunos políticos para no aprenderse los guiones, van leyendo de una pantalla y la sensación es que su discurso es natural, bueno, esto solo cuando has ensayado mucho mucho. Por lo general no recomendaría utilizar un teleprompter para hacer una charla en directo porque se nota mucho, pero sí para ensayarla.

Disco duro virtual

Yo uso varios, aunque con uno puede ser suficiente. Dropbox, iCloud, Drive, OneDrive, Amazon… cualquiera de las opciones disponibles es buena si le das uso y según cómo tengas configurada tu red informática en cuanto a compatibilidades y demás. Personalmente combino Dropbox con algún otro: en unos almaceno discursos por temas, en otros fotografías de stock para presentaciones, en otros las presentaciones en sí, que luego puedo reciclar…

Diccionarios

Imprescindibles como consulta para que nuestro vocabulario sea suficientemente variado y nuestra gramática correcta. Tanto el DRAE como la Fundéu si lo que hablamos es castellano. Yo suelo usar también un diccionario de sinónimos y me gustan mucho los foros de Wordreference.

Un contador de palabras

A no ser que escriba mis discursos en word o pages, cosa que no siempre es posible por diversos motivos, es necesario saber el número de palabras de un discurso para poder calcular el tiempo, así que cuando no me queda otra, uso Wordcounter. Haces copia-pega de tu texto y te dice cuántas palabras tiene. Ya sabes, un minuto equivale a 120-150 palabras.

Apps para evitar muletillas

Si tus presentaciones son en inglés, puedes aprovechar algunas apps para moderar el uso de muletillas al hablar. Y digo en inglés porque no hay ninguna app que reconozca las propias de otros idiomas–al menos hasta donde yo sé.

  • Ummo, por ejemplo, se puede personalizar con aquellas muletillas que quieres evitar. Por ejemplo, en inglés suelen contar como muletilla el verbo o partícula «like», que, no necesariamente es una muletilla.
  • Likeso, otra aplicación que cuenta tus coletillas y te da otros parámetros del discurso, incluso te lo puntúa.
  • Orai, además de las muletillas, es todo un speech coach, con lecciones de oratoria, soporte para multiacento (lo que puede resultar útil si tu acento en inglés no es el más nativo), analíticas y un modo empresa para compartir entre varias personas e incluso competir internamente.
  • VirtualSpeech, que, utilizando realidad virtual, te coloca en un escenario bastante realista y personalizable (salas de reuniones más o menos grandes, auditorios, etc. y practicas tus discursos frente a audiencias virtuales que responden a tus estímulos: contacto visual, tono de voz, lenguaje corporal… para finalmente recibir tu evaluación. Te dan, incluso, un mapa de calor con las zonas donde más concentras la mirada y, por supuesto, tu media de palabras por minuto, muletillas y otros parámetros.

¿Usáis estas u otras herramientas cuando os toca preparar vuestras charlas? ¿Os ha resultado alguna especialmente útil?

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *